Blog

La diferencia entre un “quizá” y un “adelante”

Vivimos inmersos en unos tiempos donde todo cambia a un ritmo frenético, en los que cada segundo puede marcar la diferencia entre un “quizá” y un “adelante”. Nos estamos transformando, de ello no hay duda, y lo más probable es que nada más bajar a la calle ya lo notes. El vértigo y la incertidumbre han llegado para quedarse. Vivimos ya al filo de lo posible, y empezamos a tomárnoslo con naturalidad. ¡Qué remedio!

Antes, a los mandos de tu empresa, conocías a tus clientes y eras capaz de llamarlos por su nombre; y el banco que nos concedía líneas de crédito tenía como director de sucursal al compañero del colegio que por Navidad nos regalaba un chorizo de su pueblo… mientras que ahora, y a golpe de clic, nuestra información económica y fiscal, el cumplimiento de nuestras obligaciones de pago, más que por manos de una entidad, pasa por los enrevesados circuitos de una red de la que no controlamos sus límites. Y qué decir de los clientes. Mientras antes podíamos estar comerciando con las empresas de “nuestra región”, a día de hoy la cosa ha cambiado tanto que nos vemos comprando los paquetes de papel a unos tipos de Guipúzcoa, los ordenadores a un señor de Hong Kong y los bolígrafos del personal a una distribuidora de Portugal. ¡Qué locura!

Ahora bien, más allá de tanto estímulo debéis tener en cuenta que semejantes variaciones hacen que lo que antaño era casi un mercado de amigos, a día de hoy se haya convertido en una jungla a nivel internacional; donde si bien siguen quedando empresarios con el sentido de la honradez, no menos cierto es que también hay mucho desaprensivo que podríais cruzaros.

Cada día que pasa haya que evaluar mejor las relaciones que se mantienen; pero, ¿cómo? Pues sencilla y llanamente, buscando a un compañero de viaje en esta incierta senda, a un socio de negocios que pueda ayudarte a comprender cómo interpretar toda esa información que llega a tu mesa a diario. Y, sobre todo, a alguien que te pueda hacer unos zapatos de plomo para que no te vayas a caer mientras transitas por los caminos del nuevo mundo de los negocios.

Sanz Consulting y Crédito y Caución queremos ser ese compañero de viaje. De principio a fin. No somos la única alternativa en un mercado altamente competitivo, pero queremos seguir jugando nuestras bazas identitarias, ahondando en tres factores que nos parecen claves: cercanía, conocimiento y tecnología. Este último factor, el tecnológico, ya es tan importante y diferenciador como antes lo eran –y siguen siendo- la confianza, la integridad y el servicio.

¿Te gustaría conocer más? Pues entonces échale un vistazo a nuestra página web y contactarnos por si te interesa un conocimiento más profundo. Puedes encontrarnos en el 948 224 825, en agencia@sanzcreditoycaucion.es o directamente a través del formulario de contacto de nuestra web.

Compártelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0