Blog

Tomar decisiones con cabeza

Sanz Credito

Tras un verano de reflexión y análisis de los errores cometidos en el último curso, vuelvo a activar este blog, al que te doy mi más sincera bienvenida. Sigo pensando que mantener un canal periódico de comunicación con mis clientes y contactos profesionales es intrínsecamente bueno. La gestión de los riesgos comerciales de la empresa es tan importante y necesaria como difícil de conseguir sin una mentalización y entrenamientos adecuados.

Tras demasiados años muy duros, comenzamos a sacar la cabeza y respirar aire más limpio. La crisis nos han enseñado a tomar decisiones con cabeza, no sólo con olfato. Pero el panorama no está del todo despejado. Factores externos como la bajada de las materias primas o la depreciación del euro nos han podido beneficiar, y los crecimientos han aparecido en la facturación, pero no en los márgenes. Y otras cuestiones como las elecciones en España, el secesionismo catalán, la crisis griega o las turbulencias chinas no auguran precisamente un mar en completa calma para las pymes.

Por todo ello, los gestores de calidad conocen bien que deben prestar atención a sucredit management. O, dicho de otra manera, crecer con solidez, negociando bien con los clientes y buscando nuevos mercados con toda la información, para tomar decisiones inteligentes y fundamentadas.

Pienso firmemente que para mejorar la calidad de nuestras decisiones de riesgo/crecimiento es bueno que hablemos, que intercambiemos opiniones, pareceres y sensibilidades diferentes. Mi experiencia como asesor se ha ido enriqueciendo con los años, en buena medida gracias a esas personas -clientes o no- con las que he intercambiado experiencias, compartido situaciones delicadas o descubierto maneras de solucionar los problemas.

En mi mundo profesional, los problemas, deben ser tratados y reconducidos en su fase inicial, cuando son pequeños y manejables. Si, por inexperiencia, despiste u otras causas, no se les presta la debida atención, se vuelven contra ti, y algunas veces con indeseables consecuencias. Es mucho más útil y efectiva la prevención que la reparación. La primera siempre es posible, la segunda no.

Me he permitido la licencia de suscribirte a mi lista de correo, aunque puedes borrarte cuando quieras (haciendo clic en la opción correspondiente o bien enviándome un correo a fernando@sanzcreditoycaucion.es).

No quisiera despedirme sin agradecerte por anticipado cualquier comentario o reflexión sobre los asuntos aquí tratados. Y me sería de mucha utilidad que me propusieras asuntos para tratar aquí.

Muchas gracias, y buenas ventas 😉

Compártelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0