Mucho más que cobertura frente a impagados

empresaria_exito2

El seguro de crédito es mucho más que protegerte contra los posibles impagados en tus operaciones con clientes.

Bien utilizado, es una eficaz herramienta de gestión de tus riesgos comerciales. Te permite tomar adecuadamente tus decisiones de venta, tanto a clientes nuevos como a los de “toda la vida” (que también pueden fallar).

El seguro también debe favorecer que tus proveedores tengan buenas coberturas para sus ventas a tu empresa y para mejorar tu financiación bancaria.

CONSOLIDAR LA FACTURACION Y EL CRECIMIENTO

Tradicionalmente se había relacionado al seguro de crédito como un mero blindaje financiero frente a las insolvencias de hecho o de derecho que pudieran surgir con los deudores de un negocio. En la actualidad el seguro de crédito se ha convertido además en una herramienta comercial que ayuda a consolidar e incrementar la facturación de una empresa y facilita el crecimiento del negocio.

A diferencia de los seguros de otros ramos, la finalidad del seguro de crédito no es indemnizar al tomador de las pérdidas provocadas por los clientes insolventes, sino ofrecer una serie de servicios que aportan un valor añadido muy importante a la simple indemnización.


La compañía, gracias a unos importantes desarrollos tecnológicos y de tratamiento de datos, ofrece a los asegurados una información sobre la solvencia y perfil pagador de sus clientes, actuales o futuros, ya que tienen la capacidad de analizar miles de operaciones cada día y cuentan con bases de datos de millones de empresas en todo el planeta y que se actualizan constantemente.

Asimismo de forma permanente la compañía actualiza su estudio de cada comprador de la empresa asegurada y determina en base a su experiencia acumulada e informaciones frescas, el límite de riesgo adecuado a cada cliente final. Esta función preventiva permite a las empresas aseguradas tomar decisiones con total tranquilidad, con el fin de consolidarse en los mercados actuales

¿NECESITAS MEJORAR TU “EDUCACION?

La póliza también debe “educarte” en la necesidad de monitorizar tu cartera de clientes y dominar las mejores técnicas para negociar la resolución de incidencias y conflictos en los cobros de tus créditos comerciales, todo ello reduciendo costes internos y externalizando buena parte de esta labor a expertos reconocidos.

EXPRIMIR LA POLIZA

Cuando consigues todo esto, si eres asegurado, seguramente se lo debes en parte a una buena utilización del seguro. Esto es difícil de conseguir sin el apoyo y asesoramiento de un mediador experto y dedicado.

El seguro de crédito “perfecto” tiene tres vértices:
el asegurado, la compañía y el agente exclusivo.