Blog

Es bueno que hablemos

Hola. Bienvenido a mi blog.

Lleva tiempo dando vueltas por mi cabeza la idea de fortalecer mis vínculos profesionales con clientes y contactos. Creo firmemente en las ventajas de la comunicación constante con las personas a las que asesoro, pero es verdad que no siempre mantengo las suficientes conversaciones con todas ellas. En parte porque no todo el mundo se comunica igual, en parte por mi propia incapacidad.

Pienso que para mejorar la calidad de nuestra gestión del riesgo es bueno que hablemos, que intercambiemos opiniones, pareceres y sensibilidades diferentes. Mi experiencia como asesor se ha ido enriqueciendo con los años, en buena medida gracias a esas personas -clientes o no- con las que he intercamciado experiencias, compartido situaciones delicadas o descubierto maneras de solucionar los problemas.

Colaboracion_internacionalActuar a tiempo

En este mundo de la gestión de los riesgos comerciales, los conflictos, los problemas, deben ser tratados y reconducidos en su fase inicial, cuando son pequeños y manejables. Si, por inexperiencia, despiste u otras causas, no se les presta la debida atención, se vuelven contra ti, y algunas veces con indeseables consecuencias. Es mucho más útil y efectiva la prevención que la reparación. La primera siempre es posible, la segunda no siempre.

En otras palabras, la empresa que gestiona bien sus riesgos, haciendo lo que hay que hacer en su momento y aplicando el sentido común, es mucho menos vulnerable a los impagados y a sus consecuencias, que en los últimos tiempos se han cobrado la supervivencia de no pocas empresas. Y en Navarra también tenemos ejemplos.

Pero volvamos a la presentación de este blog. No pretendo mucho más que constituirlo en un modesto canal de comunicación, que al menos sirva para intercambiar opiniones y comentarios sobre la gestión de nuestras ventas y nuestros cobros.

Me he permitido la licencia de suscribirte a mi lista de correo, aunque puedes borrarte cuando quieras (haciendo clic en la opción correspondiente o bien enviándome un correo a info@sanzcreditoycaucion.es). Prometo no ser un pesado. La frecuencia de mis post no será superior a uno o dos al mes.

No quisiera despedirme sin agradecerte por anticipado cualquier comentario o reflexión sobre los asuntos aquí tratados.

Buenas ventas, y buena suerte!

Compártelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply