Blog

Consejos para evitar la morosidad (y 3)

En nuestra tercera y última entrega, quisiera insistir en la importancia de organizarse internamente para optimizar todos los procesos relacionados con los riesgos de los clientes. Establecer una política clara ayuda a reducir la morosidad y los impagados, y también a orientar nuestros esfuerzos comerciales a los mejores clientes. Y esto, a la larga, mejora el valor de nuestra cartera de clientes.

Insisto en que la política de gestión de riesgos quede plasmada en un procedimiento escrito, conocido por toda la empresa. En él, debe establecerse claramente las competencias de cada nivel en relación a los riesgos asignados a cada cliente. Por ejemplo, si se cuenta con cobertura mediante un seguro, la clasificación de riesgo puede constituir el primer nivel, mientras que si la operación exige superarlo la empresa debe tener establecido quién y hasta cuánto se pueda autorizar las ventas.

Junto a la definición y establecimiento de una política de riesgos en la empresa, conviene plantearse invertir en la formación de nuestro propio personal y en la tecnología necesaria para conseguir un control efectivo de nuestro riesgo comercial.

Por último, contar con un seguro de crédito y un mediador especialista cierra el círculo. Este tándem proporciona coberturas ante fallidos, información veraz, útil e instantánea sobre clientes en todo momento, formación al propio personal y gestión profesional del recobro de deudas, estén o no aseguradas.

Consejo 9. ESTABLECER EN TU EMPRESA UNA POLITICA DE CREDITOS, Y POR ESCRITO.

Redactar una política de créditos y cobros coherente con la situación que contenga las normas de actuación en materia de concesión de créditos y acción de cobro.
Establecer un límite de riesgo para cada cliente, con lo que se evitarán pérdidas elevadas si se produce una situación de morosidad. Si se dispone de un seguro de crédito, esta labor se puede delegar en la compañía aseguradora.
Adoptar un sistema pro-activo de cobro. Las empresas que actúen sólo de forma reactiva, es decir las que se limitan a gestionar los impagados cuando se encuentran encima de la mesa del director financiero, tendrán un problema crónico de morosidad. La pro-actividad en la cobranza consiste en adelantarse a los problemas y actuar resolutivamente antes de que se produzcan.

Consejo 10. FORMAR AL PERSONAL E NVERTIR EN TECNOLOGIA.

Tener unos recursos humanos formados por personal especializado que debe recibir formación continuamente y debe estar motivado. Los recursos humanos son una de las piezas clave para el buen funcionamiento del servicio de cobros.
Un mediador especialista de su seguro de crédito podrá contribuir a profundizar en la formación del personal de su empresa.
Invertir en una tecnología adecuada y unos programas informáticos de gestión. En los últimos años ha habido unos avances muy importantes para las gestiones de cobro y prevención de impagados.

Ultimo consejo. CONTRATAR UN SEGURO DE CREDITO, CON UN MEDIADOR ESPECIALISTA.

La mejor alternativa a la contratación de un especialista en Credit Management más la constitución de un fondo para autoseguro es el seguro de crédito. Soluciona la mayoría de los problemas de morosidad, y el coste que supone se suele amortizar en la primera anualidad, gracias a la disminución de las pérdidas por fallidos y reducción de los gastos de cobro y de los costes financieros que aporta la activación de una correcta política de riesgos comerciales apoyada en el seguro de crédito.

Exprimirás tu póliza si cuentas con el servicio de un mediador especialista, que no supone ningún sobrecoste.

Compártelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0