Blog

11 cláusulas para dar mayor seguridad a tus operaciones de crédito

Las pymes españolas y las pymes navarras no están, en general, internacionalizadas. Internacionalizarse implica abrir delegaciones, sucursales o filiales en el exterior. Esto da mucha pereza y supone mucha inversión, de dinero y de tiempo. Sobre todo si con tus ventas en el mercado doméstico te basta para triunfar… o subsistir. Eso sí, muchas pymes españoles y navarras exportan, venden esporádicamente o con cierta continuidad a clientes extranjeros. Obviamente, asumiendo un riesgo adicional, pues los mercados extranjeros tienen leyes, costumbres o mecanismos diferentes a los que estamos acostumbrados en el mercado doméstico.

Para ello, para que el comercio internacional sea cada vez más “fácil”, se necesitan conocimiento y herramientas que nos ayuden a superar las barreras. Eso permitirá que las transacciones sean más seguras y los negocios de aquí y de allá consigan prosperar, o que, al menos, nuestras empresas estén más centradas en ofrecer un mejor producto o servicio en lugar de preocuparse en cómo salvar obstáculos.

Importantes son los Incoterms. Pero ¿qué son? Se trata de “Términos Internacionales de Comercio” (cláusulas) y sirven para saber cómo y cuándo se entregan las mercancías. Códigos de tres letras que reflejan acuerdos que las dos partes (vendedor y comprador) aceptan de forma voluntaria. Permiten agrupar en 11 “denominaciones” todo lo referente al lugar donde se entrega la mercancía, el reparto de gastos, la transferencia de riesgos y el modo de transporte. Es fundamental recoger los Incoterms en todos los documentos de la operación (contratos, pedidos, condiciones de pago, albaranes, CMR, B/L, etc).

credito-y-caucion

 

Con un seguro de crédito, los Incoterms serán tus aliados

Estos códigos son muy útiles aunque su uso por el momento no es obligatorio. Aún así, conviene emplearlos para contratos de compraventa internacional, especialmente si tienes cobertura de un seguro de crédito. La clave está en que la garantía de los seguros comienza normalmente a partir de la fecha de entrega de la mercancía. La principal ventaja que encontrarás a la hora de usar los Incoterms® es obvia: todo el mundo se entiende y por tanto se reducen los problemas de interpretación.

La historia de los Incoterms viene de largo. La Cámara de Comercio Internacional los elabora y revisa desde el año 1936. Hasta el presente ha habido ocho versiones, la última data de 2010 y entró en vigor el 1 de enero de 2011. Esta sustituye a los Incoterms® 2000. Las revisiones son imprescindibles para adaptarse a los tiempos y a los cambios que va presentando el comercio internacional.

Una de las novedades importantes de los Incoterms® 2010 está en la seguridad. La norma obliga al vendedor a ayudar al comprador para obtener información relativa al transporte hasta el destino final. La adaptación a los tiempos se observa en que, con la nueva regla, los procedimientos electrónicos tienen el mismo efecto que los documentos en papel si es costumbre o lo acuerdan las partes. Los Incoterms® 2010 incorporan aspectos que tienen en cuenta la proliferación de zonas francas o cambios en los usos de transporte para llegar al mismo fin: establecer claramente las responsabilidades del vendedor y el comprador.

Compártelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0